15 de mayo de 2017

Museo Nacional de Escultura: Presentación de la exposición EL HIJO DE LAOCOONTE. ALONSO BERRUGUETE Y LA ANTIGÜEDAD PAGANA, julio-noviembre 2017

María Bolaños y Manuel Arias durante la presentación del proyecto
En esta ocasión el protagonismo lo tendrá un artista local: Alonso Berruguete. Desde principios de julio y hasta noviembre de 2017, según dieron a conocer María Bolaños, directora del MNE, y Manuel Arias, subdirector del mismo y comisario de la exposición, se presentará en el Palacio de Villena una muestra monográfica dedicada al gran pintor y escultor de Paredes de Nava (Palencia), una de las águilas del Renacimiento español.

No se tratará de una exposición antológica, sino de reflejar a través de esculturas, pinturas, dibujos y grabados de grandes maestros, obras procedentes tanto del Museo Nacional de Escultura como llegadas de colecciones nacionales y extranjeras —Museo Arqueológico Nacional, Museo del Prado, Museo Marés, Galería de los Uffizi, etc.—, el papel de puente del artista en el arte español después de su fructífero viaje formativo a Italia, donde tuvo la ocasión de conocer de primera mano hechos tan relevantes como la decoración de la bóveda de la Capilla Sixtina por Miguel Ángel y el descubrimiento del célebre grupo marmóreo de Laocoonte y sus hijos, creaciones que tanta repercusión tendrían en su obra posterior.

Venera del remate del retablo de San Benito en proceso de reconstrucción
Será por tanto una muestra coral en la que por primera vez quede reflejado el arte escultórico de Alonso Berruguete en su contexto. En una época caracterizada por el interés por la erudición y los valores de la Antigüedad clásica en la que el artista palentino no sólo llegaría a satisfacer la temática religiosa demandada por sus clientes, sino que lo hacía impregnando a sus obras, con su propio estilo, de un componente pagano que sutilmente establece el diálogo y la permeabilidad entre ambas culturas, siguiendo el modelo romano.

Una de las grandes novedades de la exposición será la reconstrucción, a partir de los elementos conservados en los almacenes del Museo, de la gran venera que a modo de cascarón coronaba el retablo mayor de la iglesia del monasterio de San Benito de Valladolid, un gigantesco y atípico remate en la retablística hispana que recuerda al modelo de la arquitectura imperial romana. Será la primera vez que se reconstruya desde que se desmontara a consecuencia de la Desamortización en el siglo XIX.

Relieve de la Anunciación del retablo de la iglesia de Santiago
Otro aliciente será el poder contemplar restaurados los magníficos relieves y medallones que forman parte del retablo de la Adoración de los Reyes de la iglesia de Santiago de Valladolid, obra que se está llevando a cabo por los técnicos del Museo Nacional de Escultura en colaboración con el Instituto de Restauración del Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

Para tan importante proyecto, el Museo Nacional de Escultura cuenta con el patrocinio del Centro de Estudios Europa Hispánica, el Ayuntamiento de Valladolid, las empresas Prosol Productos Solubles y Europac Group y la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Escultura.

Nos produce una gran satisfacción que el Museo Nacional de Escultura fije su atención en uno de nuestros grandes para ser presentado con la dignidad, el nivel y el atractivo que ya se han convertido en una marca de garantía de las exposiciones que organiza la institución.

Carmen Wattenberg restaurando la policromía del relieve de la Anunciación













* * * * *     

No hay comentarios:

Publicar un comentario