3 de marzo de 2017

Theatrum: VIRGEN DE LA LECHE, reflejo del gusto por la pintura flamenca en Castilla












VIRGEN DE LA LECHE
Anónimo, seguidor de Rogier van der Weyden
Hacia 1475-1490
Óleo sobre madera de roble
Museo Nacional de Escultura, Valladolid
Procedente del monasterio de San Norberto de Valladolid
Pintura gótica flamenca














Esta obra de pequeño formato —41 x 29 cm.— es una buena muestra del gusto en Castilla por la pintura flamenca en tiempos de los Reyes Católicos, pues parece indudable que se trata de una de las tablas de carácter devocional que con el tema de la Virgen y el Niño fueron pintadas en la ciudad de Brujas por un pintor anónimo seguidor de Rogier van der Weyden1, de quien repite los modelos con gran fidelidad.

Se desconocen las circunstancias en las que esta obra llegó a Valladolid, como también se desconocen los datos de su lugar de origen, ya que la pintura ingresó tras la Desamortización, sin una documentación acreditativa, en el recién creado Museo Provincial de Bellas Artes de Valladolid —desde 1933 reconvertido en Museo Nacional de Escultura—, aunque se viene aceptando su procedencia del desaparecido monasterio de San Norberto que la orden de Canónigos Premonstratenses tenían en el Campillo, sobre el solar ocupado actualmente por el colegio García Quintana.

La escena, que representa a la Virgen dando el pecho al Niño Jesús, se ajusta a una iconografía muy repetida desde el siglo XV y está pintada sobre una fina lámina de roble, recuso habitual en la pintura de los Países Bajos. Siguiendo un dibujo muy perfilado y modelado con veladuras al óleo, la Virgen aparece en posición sedente hasta la cintura, con el cuerpo ligeramente ladeado hacia su izquierda, mientras mantiene en su regazo y entre pañales a un Niño de cuerpo enjuto, gesto sonriente y brazos y piernas estirados, como si sugiriera el habitual enfajado aplicado a los pequeños infantes en aquellas tierras.

La Virgen es presentada como una bella adolescente de cuerpo estilizado y delicados ademanes, con una cabeza de forma ovalada en la que aparecen rasgos habituales en la pintura flamenca, como los largos cabellos rubios, la frente alta y despejada, los ojos arqueados en forma de media luna, la nariz recta y la boca pequeña. Viste el tradicional atuendo cargado de simbolismo, como es una túnica roja que deja asomar una manga abotonada con tejido de damasco hilado en oro, un manto azul con los ribetes recorridos por una sencilla cenefa con motivos dorados y una toca blanca con los bordes fruncidos al modo de Flandes.
Las figuras, delineadas con un preciso dibujo y descritas con minuciosos detalles, se recortan sobre un fondo neutro indefinido, aunque en la parte derecha se pueden contemplar dos cuarterones de madera claveteada, uno de ellos colocado en escorzo para sugerir la perspectiva, permitiendo adivinar la existencia de una ventana que convierte el espacio en una íntima estancia.

Incluso se puede afirmar que la tabla ha sido recortada por tres de sus lados para ajustar su tamaño al marco, pues esta escena repite con fidelidad la de una pintura idéntica, realizada antes de 1494, que se conserva en los Museos Reales de Bruselas, obra atribuida a un seguidor de Rogier van der Weyden (después de desecharse su atribución al Maestro de la Leyenda de Santa Úrsula), que presenta el mismo tratamiento de cabezas, manos y telas y que sólo difiere de la tabla vallisoletana por la colocación de nimbos radiantes sobre las cabezas de la Virgen y el Niño. En ella se aprecia una ventana con dos cuarterones, rematada por una vidriera con el escudo de armas de Martín Reynhout, boticario de Brujas, con un paisaje arbolado y una fortaleza al fondo. Actualmente tanto la tabla bruselense como la vallisoletana se consideran obras de un seguidor de Rogier van der Weyden (Tournai, 1400-Bruselas, 1464) que estuvo activo en Brujas en el último cuarto del siglo XV.

El origen de esta iconografía, de la que se hicieron repetidas versiones, se halla en una tabla original de Rogier van der Weyden, pintada en 1440, que representa a San Lucas pintando a la Virgen, obra que se conserva en el Museum of Fine Arts de Boston y en la cual la Virgen aparece representada de cuerpo entero. Su disposición corporal sería copiada por su seguidor, recortando la figura a la altura de la cintura e incorporando una toca blanca sobre los cabellos de la Virgen para establecer un panel muy apto para los oratorios particulares y para ser ofrecidas en las ferias de algunas ciudades españolas, como la de Medina del Campo, posible vía de llegada de la pintura de Valladolid.

Otras tablas con este modelo se conservan en el Fogg Art Museum (Universidad de Harvard) de la ciudad de Cambridge (Massachusetts) y en el Staatliche Museum de Kassel, siendo incluso el tema recogido en el trabajo miniado del Libro de Horas de Juana de Castilla (1496-1506) que se conserva en la British Library de Londres2. Asimismo, esta iconografía fue recurrente para el propio Rogier van der Weyden para su plasmación en dípticos devocionales, como en el caso del Díptico de Jean de Gros (1450), una de cuyas tablas repite la figura de la Virgen amamantando al Niño, actualmente conservada en el Museo de Bellas Artes de Tournai, mientras que la que representa el retrato del donante se guarda en el Art Institute de Chicago.

Rogier van der Weyden. San Lucas pintando a la Virgen, 1440
Museum of Fine Arts, Boston
Informe y fotografías: J. M. Travieso.
Fotografías de las versiones tomadas de la web de los museos correspondientes. 



NOTAS

1 HERNÁNDEZ REDONDO, José Ignacio: Virgen de la Leche. En: URREA FERNÁNDEZ, Jesús: Pintura del Museo Nacional de Escultura. Siglos XV al XVIII. Madrid, 2001, p. 34.

2 HERNÁNDEZ REDONDO, José Ignacio: Virgen de la Leche. En Museo Nacional Colegio de San Gregorio: colección / collection. Madrid, 2009, p. 58.




Seguidor de Rogier van der Weyden. Izda: Virgen de la Leche, Museos Reales
de Bruselas. Dcha: Virgen de la Leche. Museo Nacional de Escultura,
Valladolid


















Izda: Rogier van der Weyden. Virgen de la Leche. Museo de Bellas Artes,
Tournai. Dcha: Seguidor de Rogier van der Weyden. Virgen de la Leche.
Fogg Art Museum, Cambridge (Massachusetts)














* * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada